Los mejores Remedios Caseros

Los 7 mejores Remedios caseros congestión nasal

Cuando estás congestionado, el simple acto de respirar puede ser un desafío. Cualquiera que sea la causa – una infección de los senos nasales, alergias, un resfriado o la gripe – tratar con la congestión puede dejarte cansado y deprimido.

¿Qué sucede dentro de tu cabeza cuando tienes congestión nasal? 

La nariz tiene una vasta red de vasos sanguíneos con válvulas que se abren y se cierran. Cuando la nariz es estimulada por cualquier irritante, el sistema nervioso también es estimulado, causando que las válvulas se abran, dando como resultado más sangre entrando a la nariz. Esto causa una hinchazón en los conductos nasales que lo que dificulta la respiración.

Algunos remedios caseros para la congestión leve de los senos nasales pueden ofrecer un enfoque más natural y barato. Ya sea porque estés seco o deshidratado, o porque quieras acortar la duración de un resfriado o disminuir la gravedad de los síntomas, un remedio casero natural podría ser una opción útil.

Incluso beber agua caliente puede ayudar a limpiar los conductos de los senos nasales. Y puede que ya tengas otros ingredientes poderosos a mano, como la sal o el ajo, en tu despensa,  los cuales, según los investigadores, pueden tener un efecto real y beneficioso sobre la congestión y los resfriados. 

Sigue leyendo para saber más sobre cómo respirar más fácilmente con estos tratamientos no farmacológicos.

Índice de contenidos

Añade humedad al aire con un humidificador o vaporizador

Luchar contra un resfriado o la gripe puede dejarte con una sensación de sequedad y deshidratación, por lo que muchas personas recurren a humidificadores o vaporizadores para aliviar los senos congestionados. «La humedad extra a través de los humidificadores puede proporcionar mucho alivio». Los humidificadores ayudan a romper la congestión al agregar humedad al aire, lo que hace disminuir la mucosidad de la nariz.

Aunque los humidificadores de niebla caliente y de niebla fría son igualmente efectivos, es mejor usar un humidificador de niebla fría para un niño, para evitar posibles quemaduras accidentales provocadas por la niebla caliente. Además, asegúrate de mantener el humidificador limpio para evitar el crecimiento de bacterias y moho. Sigue las instrucciones de limpieza que vienen con el humidificador, o simplemente límpialo todos los días con una solución de lejía al 10% (nueve partes de agua por una de lejía).

Enjuague con un neti pot y una solución salina como remedio casero para la congestión nasal

Aunque estos dispositivos en forma de tetera pueden parecer la última tendencia en la medicina alternativa, el neti pot es cualquier cosa menos nuevo. Utilizado durante siglos por los practicantes de yoga y ayurveda en la India, la irrigación nasal es mediante este dispositivo  supone una forma suave y eficaz de limpiar las vías nasales de moco y alérgenos. Intentar cualquier método que lleve agua salada a la nariz es una buena manera de empezar a aliviar la congestión.

Para utilizar este remedio casero, llena el neti pot con una solución salina hecha de agua tibia y sal, luego inserta el pico en una fosa nasal mientras inclinas la cabeza hacia el otro lado, permitiendo que la solución fluya hacia arriba en su pasaje nasal y luego hacia afuera en la otra fosa nasal. Cuando hagas la solución salina, te recomendamos usar sal de grado farmacéutico.

Los neti pot son generalmente baratos – están disponibles en las tiendas de alimentos naturales por alrededor de 10 a 20 euros – y las investigaciones muestran que funcionan bien para aliviar la congestión. Investigadores de la Universidad de Michigan en Ann Arbor, que estudiaron a adultos con problemas nasales y sinusales crónicos, encontraron que las personas tratadas con irrigación nasal tuvieron una mayor mejoría de los síntomas a lo largo de dos meses que las que fueron tratadas con aerosoles salinos.

Además, investigadores de China descubrieron que la irrigación nasal con solución salina reducía la necesidad de utilizar esteroides en los niños con alergias. Los aerosoles salinos son seguros de usar a diario.

Refuerza tu sistema inmunológico con vitaminas y hierbas

¿Puede la vitamina C de acción retardada ayudar también a la congestión? Se ha demostrado en algunos estudios que la vitamina C acorta la duración de un resfriado y disminuye la gravedad de los síntomas, pero no afecta directamente a la congestión. Por lo tanto, si estás luchando contra la congestión relacionada con un resfriado, la ingesta de vitamina C adicional puede ayudarle a superar los síntomas del resfriado más rápidamente. Pero si la congestión está relacionada con las alergias, la vitamina C no le proporcionará alivio.

Algunos tratamientos a base de hierbas, especialmente el mentol y el aceite de eucalipto, también pueden ayudar a aliviar la congestión nasal. El mentol, un derivado del aceite de menta, puede encontrarse en los bálsamos y aceites de masajes inhalados para la congestión. El mentol no disminuye la congestión. En cambio, estimula los receptores nerviosos de la nariz, lo que hace que sintamos que pasa más aire por ella, y esto se percibe a menudo como aire frío. Pero no hay un efecto real sobre la congestión o la cantidad de aire que pasa por la nariz». Aun así, los productos mentolados son una buena opción para probar cuando se busca un rápido alivio a corto plazo de la congestión de los senos nasales.

Según un estudio de salud de la Universidad de Maryland, el aceite de eucalipto puede actuar como expectorante, posiblemente aflojando la flema en la región del pulmón. Para calmar la congestión del pecho prueba el vapor de aceite de eucalipto: Coge un tazón de agua hirviendo y añade unas gotas de aceite de eucalipto. Coloca una toalla sobre la cabeza y alrededor del tazón, manteniendo la cara a la distancia de tu brazo. Inhala el vapor durante unos 10 minutos.

Aplica compresas calientes o frías en los senos nasales congestionados

Otro de los mejores remedios caseros para la congestión es la aplicación de compresas calientes o frías en el puente de la nariz. Aunque esta es ciertamente una práctica calmante, no suele hacer mucho a largo plazo. No hay evidencia de que las compresas calientes o frías reduzcan la inflamación nasal, pero si te hace sentir mejor, entonces no hay problema usarlas.

Si buscas un alivio rápido y sencillo para la congestión, puedes hacer una compresa caliente o fría con los cosas que tengas en casa: Para una compresa fría ya preparada, saca una bolsa de guisantes congelados u otras verduras congeladas del congelador, envuélvelas en una toalla y póntelas sobre la cara. Para una compresa caliente, escurre una toalla húmeda y caliéntela en el microondas durante aproximadamente un minuto. Antes de ponértela en la cara, asegúrate de que no esté demasiado caliente.

Come ajo o inhala su vapor

Antes de incluir ajo en la receta de la cena de esta noche, tal vez quieras considerar la posibilidad de guardar unos cuantos dientes para otros usos – se cree que el ajo tiene propiedades tanto antimicóticas como antibacterianas que lo hacen útil para tratar una serie de problemas, incluyendo la congestión relacionada con los resfriados.- Las investigaciones han demostrado que las personas que recibieron suplementos de ajo durante 12 semanas en la temporada de resfriados tuvieron significativamente menos catarros que las que no tomaron el suplemento de ajo.

Para aquellos que no son aficionados al sabor y olor acre del ajo crudo, pueden probar el ajo salteado con verduras o pasta. También puedes respirar un poco de vapor de ajo: Cortar unos cuantos dientes de ajo y ponerlos en una pequeña olla junto con una taza de agua, calentarlos hasta que estén cocidos al vapor, y luego inhalar cuidadosamente el vapor de ajo a distancia.

Revisa tu rutina nocturna para abrir los senos nasales

Casi todo el mundo siente que la congestión a menudo empeora por la noche. Esto puede crear un círculo vicioso porque se necesita mucho descanso para superar un resfriado o la gripe, pero la dificultad para respirar por la noche puede dificultar el sueño. La solución es ayudar a tu cuerpo a estar lo más libre de congestión posible mientras duermes.

Para empezar, pon una o dos almohadas adicionales debajo de tu cabeza, ya que esto ayudará a drenar tus senos nasales. Asegúrate de que el clima de tu habitación sea húmedo y utiliza un humidificador mientras duermes para diluir aún más la mucosidad de tu nariz. Para otro remedio natural, pruebe con las cintas de respiración nasal, que levantan los lados de la nariz para ayudar a abrir las vías nasales.

¿cuándo es el momento de ir al médico?

Aunque la congestión nasal generalmente disminuirá por sí sola, si dura más de 7 a 10 días requiere una visita al centro médico o un hospital cercano. Una infección viral suele desaparecer por sí sola en una semana más o menos, pero una infección que dura más tiempo suele ser bacteriana y puede requerir un antibiótico. Si experimentas otros síntomas, como fiebre alta, sangrado nasal de un solo lado, sibilancias o falta de aliento, o dolor facial o dental persistente, consulta a tu médico de inmediato.

Scroll Up