Los mejores Remedios Caseros

Métodos para dejar de fumar caseros

Fumar es una de las adicciones más difíciles de superar, así que es normal que quieras probar cualquier cosa que te pueda ayudar a dejarlo. Muchos fumadores buscan remedios naturales para ayudarles a dejar de fumar, pero no todos son efectivos o realmente seguros para ser usados.

Cuando busques alternativas naturales que te ayuden a dejar de fumar, hay algunas que merecen la pena ser probadas. Sin embargo, no hay garantías de que funcionen. Hay mucha gente que ha dejado de fumar con éxito utilizando múltiples enfoques, incluyendo el asesoramiento o la ayuda externa.

Índice de contenidos

Acupuntura para dejar de fumar

La acupuntura es una terapia muy común que algunas personas utilizan para dejar de fumar. Las agujas que se utilizan suelen ser muy finas. Se insertan en varios puntos de la oreja donde permanecen durante unos 20 minutos.

Para ayudar entre las sesiones, muchos acupuntores proporcionan pequeñas bolas (del tamaño de la punta de un bolígrafo), que se pegan con cinta adhesiva invisible en la oreja para que cuando el deseo de fumar un cigarrillo aparezca, se presione suavemente la bola, estimulando así el punto de acupuntura.

En un estudio de cinco años de duración realizado en Hong Kong con 5.202 fumadores se llegó a la conclusión de que la acupuntura era un método eficaz y seguro para ayudar a los fumadores a dejar de fumar. En el estudio se observa que el número de cigarrillos por día disminuyó y que el promedio de tiempo hasta la recaída fue de 38,71 días, que fue más largo que los 35 días del cigarrillo electrónico y los 14 días del parche de nicotina.

La Hierba de San Juan sirve para dejar de fumar


La hierba de San Juan (Hypericum perforatum) se utiliza principalmente para la depresión. Los investigadores han estado tratando de averiguar si es efectiva para dejar de fumar también pero los resultados son contradictorios.


Aunque la hierba de San Juan parece ser razonablemente segura cuando se toma sola, puede interferir con la eficacia de los medicamentos recetados y de venta libre. Entre ellos se incluyen los antidepresivos, los medicamentos para tratar las infecciones por VIH y el SIDA, los medicamentos para prevenir el rechazo de órganos en pacientes con transplantes y los anticonceptivos orales.3

Además, la hierba de San Juan tampoco se recomienda para las mujeres embarazadas o en período de lactancia, los niños o las personas con trastorno bipolar o enfermedades del hígado o los riñones.

Ginseng como remedio casero para dejar de fumar

Se ha demostrado que el ginseng previene la liberación del neurotransmisor de dopamina inducida por la nicotina. La dopamina es lo que hace que las personas se sientan bien después de fumar y forma parte del proceso de adicción.

Aunque parece arrojar resultados positivos, ningún estudio hasta la fecha ha examinado si los suplementos de ginseng pueden ayudar realmente a las personas a dejar de fumar.

Chicles para dejar el tabaco

Es un método muy común. Hay muchas marcas que llevan nicotina para eliminar la ansiedad. Ayuda también el acto de la masticación, pues de esta manera se tiene la boca ocupada.

Valeriana, un remedio natural para dejar el tabaco

Los primeros días que dejamos el tabaco son muy duros por la ansiedad generada. La valeriana es un relajarte natural que se puede tomar a modo de infusión o pastillas que hace que estemos más tranquilos y con menos ansiedad.

La cayena ayuda a dejar de fumar

Si añades un poco de cayena a tus recetas está demostrado que puedes reducir las ganas de echarte el cigarro a la boca. Además, es un buen antioxidante que cuida de tus pulmones y de tu aparato digestivo.

Scroll Up