Los mejores Remedios Caseros

16 eficaces Remedios caseros para la tos

En este artículo podrás ver varios remedios caseros para la tos que pueden ser de gran utilidad para recuperarnos más rápido.

Por supuesto que en el mercado farmacéutico hay varios remedios que pueden aliviar la tos. Igualmente queremos darte opciones caseras y naturales para que puedas usar como remedios para tratar esa tos que es tan molesta.

Índice de contenidos

Jugo de naranja

Nuestros pulmones deben tener una correcta hidratación para disminuir la síntesis de moco. El jugo de naranja es uno de los remedios caseros más famosos para tratar la tos. Aparte de mantenerte hidratado/a te aporta un alto contenido de vitamina C. Está comprobado que una cantidad considerada de vitamina C ayuda en gran manera a disminuir la tos.

Uso de tomillo como remedio casero para la tos

Esta hierba de funciones medicinales tiene en sus hojas y flores timol y carvacrol. Estos dos compuestos actúan como remedios caseros para la tos. El timol y carvacrol tienen poder expectorantes y antiespasmódico. Además son antivirales y antibacterianos. La suma de estas funciones ayudará y mejorará la tos. Puedes simplemente añadirlo como hierba a las comidas o también prepararte un té de tomillo.

Boswellia

La Boswellia también se la conoce como incienso. Por siglos ha sido de gran ayuda como uno de los más antiguos remedios caseros para la tos.

Puedes conseguirla como resina de incienso o aceite esencial de incienso.

Tiene componentes con propiedades antiinflamatorias. Estos componentes luchan contra los agentes patógenos que pueden estar provocando la tos y calman la misma.

Está comprobado que disminuye la tos ocasionada por bronquitis y asma.

Para utilizar la boswellia o incienso, lo mezclas con agua caliente e inhalas su vapor. Así conseguirás reducir la tos.

Miel

¿Quienes pueden consumirla?

Recuerda por favor no usar la miel como uno de los remedios caseros para la tos en menores de 1 año. Se debe evitar antes del año porque puede causar el botulismo infantil.

Ahora sí, tú que tienes más de un año, puedes usarla por sus funciones antibacterianas. Éstas disminuyen la irritación de la garganta que muchas veces produce tos.

Eficacia de la miel para la tos

Para que tengas una idea de su valor, está comprobado que la miel tiene más eficacia que el dextrometorfano para el tratamiento de la tos de los niños. Éste es un componente que está en varios jarabes farmacéuticos.

 

¿Cómo usarla?

Para su uso, puedes añadirla al té, al agua tibia, o tomarla en cucharaditas en unas cuantas ocasiones a lo largo del día.

Otra combinación de remedios caseros para la tos es mezclar la miel con limón en una rica taza de té.

Puedes además realizar una mezcla de media cucharadita de miel y media de vinagre de manzana.

Aparte de los beneficios que tiene la miel, es una opción que sirve mucho para los niños por su rico sabor.

Muchas veces los niños son más delicados y hacen su propio filtro a la hora de comer o tomar. Y ya que la miel es sabrosa termina siendo un perfecto remedio casero.

Cúrcuma

Su componente activo es la curcumina. Esta sustancia tiene efectos antibacterianos, antiinflamatorios y antivirales. Esto la convierte en otro de los remedios caseros para la tos. Su principio activo tiene mejor absorción en sangre si se consume junto con pimienta negra. Por siglos la cúrcuma fue y sigue siendo útil para problemas respiratorios. Así también como para el asma o la bronquitis. Por una cucharadita de cúrcuma sólo añade una ínfima cantidad de pimienta negra. Lo ideal es añadir estos componentes a un té caliente.

Gárgaras con agua y sal

Este es uno de los métodos más sencillos y fáciles de poder usar en casa. Además de que todos tenemos agua y sal así que no necesitarás salir a comprar algo en particular. Causantes habituales de la tos son la inflamación y la irritación en la garganta. Pero uno de los más básicos remedios caseros para la tos y para sus causantes es mezclar agua tibia y sal para realizar gárgaras, ya que es un gran desinfectante.

Jengibre

Es uno de los remedios caseros para la tos que aparte de su poder antiinflamatorio y antibacteriano también beneficia nuestro sistema inmune. Si además de la tos presentas dolor de garganta, tomar un té de jengibre aliviará las molestias. Para prepararte un té de jengibre sólo necesitas la raíz del mismo. La puedes cortar en trocitos y los pones a hervir. Luego si quieres al té puedes agregarle miel. Otra forma de usarlo para aliviar la tos es masticar una pequeña porción de la raíz de jengibre.

Leche de almendras

Quizás habrás oído decir a algunas personas que los lácteos causan mayor mucosidad y tos. Pero tranquilo, que éste es un mito falso.

Vincular la congestión con los lácteos, sólo porque tienen una consistencia y viscosidad parecida a la mucosidad, es un gran error.

Así que puedes elegir la leche de coco o de almendras para calmar la tos, especialmente si presentas una tos seca y quieres beber algo de consistencia ligera.

Raíz de Malvavisco

Esta hierba es otro de los remedios caseros eficaces para la tos. Se ha demostrado su poder para disminuir la irritación de la garganta que origina la tos. El compuesto que es antibacteriano y que ayuda a la garganta es el mucílago. Para su consumo puedes realizar un té con la raíz de malvavisco. También se presenta en forma de cápsulas o jarabe en el mercado.

Hojas de Menta

La planta de menta posee propiedades benéficas que permiten que sea utilizada como otro de los remedios caseros recomendados para tratar la tos. El componente activo es el mentol actúa anestesiando las terminaciones nerviosas de la garganta y así reduce el dolor. Además evita que se continúe irritando la garganta. Puedes prepararte un rico té de menta con sus hojas. También puedes conseguir caramelos de menta o aceites usados para la aromaterapia.

Té Masala Chai

Es un té que se ha hecho popular en varios países y forma parte de la gran lista de remedios caseros para tratar la tos.

Sus componentes antioxidantes más importantes son el cardamomo y el clavo. En el clavo se encuentra el poder expectorante que sirve para poder ir eliminando el catarro.

La canela que está en el té Chai es antiinflamatoria. Ésta es otra razón por la cual este té es una opción perfecta para tratar la tos mediante opciones naturales.

Cebollas

Todos sabemos el gran poder de las cebollas para hacernos llorar sin desearlo.

Su fuerte vapor puede ser muy útil como otro de los remedios caseros para reducir la tos.
Puedes cortar una cebolla en cuatro o seis trozos y colocarla en un plato cercano a tu cama. Respirar su aroma contribuirá para que se descongestione las vías respiratorias y aliviará la garganta.

Otro de los remedios caseros para la tos que puedes hacer lo siguiente:

– Corta una cebolla en rodajas de modo que puedas armar capas.
– Unta cada capa con miel.
– Deja descansar la mezcla por 1 día.

Luego de las 24 horas, puedes consumir la miel que ha quedado en reposo con la cebolla en cucharaditas a lo largo del día.

Alimentación saludable

Llevar una Alimentación sana es clave y es uno de los mejores remedios caseros para prevenir la tos. Uno de los alimentos recomendados para tratar la tos son las grosellas. Estas frutas son una excelente fuente de vitamina C, aumentarán tus defensas y sirven para disminuir la mucosidad. Disminuir el consumo de productos azucarados y de comida chatarra es otra forma de aumentar tus defensas. También te servirá para prevenir gripes que traigan consigo la tan incómoda tos.

Hidratación correcta

Toda esa flema que tienes y debe ser eliminada poco a poco, si se mantiene húmeda ayudará para que dejes de sentir ganas de toser.

Una correcta hidratación a lo largo del día es otro de los remedios caseros para combatir la tos. Esto es debido a que permitirá expectorar la mucosidad.

Los tés también son de gran utilidad para hidratarte.

Si no tienes problemas gástricos puedes realizar un té con una cucharadita de pimienta negra y dos cucharaditas de miel. Mejorará el flujo sanguíneo y ayudará a eliminar la flema.

El té de tomillo

El té de tomillo es uno de los grandes remedios caseros para la tos. Es usado para tratar infecciones respiratorias por su poder calmante. Para su uso debes cortar las hojas y usar dos cucharaditas en una taza de agua hervida y después colar.

Té de rosa mosqueta

Otro de los remedios caseros que puedes usar para la tos.

Necesitas dos cucharitas de bayas por cada taza. Limpia las bayas, déjalas en una taza y luego agrega agua caliente. Déjalo unos minutos y luego puedes colar y beber la infusión.

Scroll Up